Festejos a lo Simple Plan

0

Simple Plan - Foto- Alejandro Guerrero - Nine Fiction 006

Texto: DAVID MELÉNDEZ

El plan era muy simple: festejar los quince años de un éxito descomunal y mundial.

Sí, la banda canadiense Simple Plan llegó al Teatro Estudio Cavaret con los tres lustros de vida de su álbum No Pads, Justo Helmets que les dio eternidad total dentro del mundo de la música y fama por los cinco continentes. Y obviamente se encontraron con una horda de fanáticos tapatíos que, o querían revivir sus memorias musicales de juventud, o simplemente escuchar buen pop punk de tinte feliz y algo de rock desfachatado.

La dinámica de la velada fue sencilla: interpretar de corridito ese álbum debut de 2002 que les dio renombre y terminar la parte formal del concierto, con un Pierre Bouvier (que salió ataviado con una camisa sin manas negra y con la leyenda “Role Model”) dando lo mejor de sus cuerdas vocales e incitando al público a que se uniera a este festejo que los mantiene vigentes en los cinco continentes. Aunque el bajista original de la banda, David Desrosiers, no estuvo presente por un cuadro de depresión aguda que padece, la banda en todo momento estuvo rebosante de euforia. Como ya es costumbre, Bouvier se comunicó con los presentes en casi perfecto español y no paró de sonreír ante los gritos de todas sus seguidoras. El final de esta primera parte se dio con “Perfect” y un Bouvier en solitario con su guitarra para darle el toque intimista a la velada.

Como detalles álgidos de la noche, el baterista de Simple Plan dejó su puesto oficial para volverse vocalista en el tema “Grow up”, y la banda ofreció un encore con temas como ” Jump”, “Jet lag” y cerraron con “Crazy” y “Welcome to muy life”.

Comparte