Amatitán Recibió Una Visita de Primer Nivel

0

DSC_0571

Texto y fotografías: DAVID MELÉNDEZ

Entregarse en cuerpo y alma a un homenaje, es cosa que pocos actores de primer nivel realizar sin miramientos.

E Ignacio López Tarso fue a Amatitán, a convivir con todas las personas en la Plaza Principal en ese poblado que lleva por nombre “Pequeño bosque de amates” y que contienen inmensa esencia poética en dicho apelativo. La invitación fue gracias al Festival Internacional de Cine de Tequila (FICT) y porque el primer histrión mantiene una cercana amistad de varios lustros con Gabriela Romo de la Peña, otrora duena de Casa Herradura y hoy fundadora junto con su hermana de Tequila Huizache. Además, la mano santa de la directora de Fomento Turístico de Amatitán, Mayra Ontiveros Partida, también fue de gran ayuda para que este actor que trabajó con directores tan importantes como Roberto Gavaldón, Chano Urueta, Ismael Rodríguez y Carlos Enrique Taboada, entre otros, pisara de nueva cuenta Amatitán, cosa que hizo allá en 1983 cuando llegó hasta el paisaje agavero para filmar Toña Machetes de Raúl Araiza y al lado de la primera actriz Sonia Infante.

DSC_0524

Con la presencia del representante de la Secretaría de Cultura de Jalisco, el Lic. Óscar Humberto Zúñiga Guzmán, el Productor General del FICT, Rigoberto Veloz, e Yvette De los Santos López, en representación del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, se llevó a cabo este gran homenaje para López Tarso que incluyó la entrega de las llaves de Amatitán por parte de su Presidente Municipal, David Calderón González, así como la siembra simbólica en pleno centro de la plaza de un amate.

Cabe destacar que la logística del evento iba a hacer uso de un carrito de golf para transportar a López Tarso por la plaza por motivos de salud, pero él actor de Macario (Roberto Gavaldón, 1959) decidió que iba a caminar entre la multitud. Fue recibido por un maricahi hasta que se sentó en la primera fila del escenario dispuesto para su homenaje. Después, se presentó al escritor Arturo Villaseñor que escribió una pequeña ficción sobre Tarso (donde hace una alegoria de la figura mítica del actor en medio del paisaje agavero) y que le hizo entrega personalmente en forma de libro impreso. Enseguida, se le entregó un cuernito tradicional para beber tequila, que fue creado por el artista Chon Juárez.

DSC_0541

Como acto final, se tenía pensado que Tarso desde su lugar y sin subir al escenario, tomara el micrófono, pero ante la insistencia del público amatitense reunido en la plaza principal, subió una vez más al sitio natural donde se ha desarrollado su carrera de más de 70 años. Al hacer uso de la palabra, agradeció este homenaje a su persona y carrera y recordó algunas anécdotas de su visita en 1983 para filmar la película Toña Machetes.  Para finalizar, comentó que ya no puede disfrutar igual que antes el tequila pero que esa noche, y gracias al cuarno que le regalaron minutos antes, brindaría por todos los habitantes de Amatitán en su honor.

Comparte