La Quinta de Mahler, un viaje de la pena al júbilo

0

OFJ - Gudalajara - foto Lags Fotograma - Nine Fiction 05

Por: Karen de Alba / Luis Gómez Sandi

La Quinta Sinfonía de Mahler cimbró el escenario y resonó en lo más recóndito de las entrañas del Teatro Degollado durante el cuarto programa de la primera temporada de conciertos de la Filarmónica de Jalisco el pasado jueves 22 de febrero.

Bajo la batuta del aclamado director canadiense Marco Parisotto, los metales, cuerdas y percusiones de la Orquesta introdujeron al nutrido público en el convulso universo de pasiones contradictorias que llevaron a Gustav Mahler a convertir esta sinfonía en un parteaguas para su carrera.

Una pesada marcha fúnebre acentuada por un severo, oscuro e impactante solo de trompeta es la encargada de abrir la Sinfonía Número 5 transmitiendo la infinita desolación que aquejaba al compositor a raíz de una serie de tropiezos que lo obligaban a renovarse por completo.

OFJ - Gudalajara - foto Lags Fotograma - Nine Fiction 03

Una pesada marcha fúnebre acentuada por un severo, oscuro e impactante solo de trompeta es la encargada de abrir la Sinfonía num. 5 transmitiendo la infinita desolación que aquejaba al compositor a raíz de una serie de tropiezos que lo obligaban a renovarse por completo.

La primera parte, devastadora y triste, se difumina con el paso de los movimientos que exponen la introspección del alma del autor hasta llegar a la segunda que asemeja la entrada a un jardín a través de un diálogo de metales que alcanzan su clímax con un poderoso solo de corno.

OFJ - Gudalajara - foto Lags Fotograma - Nine Fiction 04

La primera parte, devastadora y triste, se difumina con el paso de los movimientos que exponen la introspección del alma del autor hasta llegar a la segunda que asemeja la entrada a un jardín a través de un diálogo de metales que alcanzan su clímax con un poderoso solo de corno.

Con la tercera parte, el mundo sombrío ha quedado atrás. La paz y el optimismo resplandecen con el discurso diáfano de cuerdas y arpa. Se dice que esta parte es más una declaración de amor que una introspección del artista checo.

No es casual que el desenlace haya provocado una interminable avalancha de aplausos y satisfacción evidente en los asistentes. La interpretación inmaculada y magistral manejo armónico de la filarmónica y el entusiasmo de su director titular refrendaron la bien ganada reputación de su trayectoria.

OFJ - Gudalajara - foto Lags Fotograma - Nine Fiction 01

Para informes de los próximos conciertos de la OFJ en esta Primera Temporada 2018 visita www.ofj.com.mx

Comparte