The Beatles, vigentes y vivos con The Fab Four

0

The FabFour Nine Fiction - Alejandro Guerrero-12

 

Texto: Luis Gómez Sandi LAGS  Fotos: Alejandro Guerrero

Por una noche, el Teatro Diana dejó de serlo para convertirse en La Caverna, con todo y su atmósfera underground de finales de los cincuenta. O quizá se transformó en un set televisivo en donde estuvo a punto de salir Ed Sullivan con sus hombros alzados y voz nasal a punto de presentar a una banda estelar. También, por qué no, de repente se escucharon sonar aplausos en las filas traseras y joyas en las delanteras cual si fuera el Queen’s annual Royal Variety Performance e, incluso, el teatro insignia de la 16 de septiembre perdió su techo y cambió el escenario por una azotea de donde surgieron estridentes acordes para un público que caminaba estupefacto por la acera. Todo esto pudo ser posible, aunque sea por unas horas, con la presentación de The Fab Four en su concierto previo al Roxy Fest el pasado viernes 22 de febrero.

En punto de las 21:00 hrs., ante un público de marcadas diferencias de edades, los cuatro músicos de California Adam Hastings, Ardy Sarraf, Gaving Pring y Joe Bologna, debidamente caracterizados como John, Paul, George y Ringo, se apoderaron del recinto con interpretando, al más puro estilo de “los genios de Liverpool“, los grandes éxitos de su primera época como “She loves you“, “From me to you” y “All my loving“, esta última con la proyección de memorables escenas de su presentación en el Show de Ed Sullivan en 1964.

Con una entrega mutua entre los músicos y su auditorio que no dejaba de cantar a todo pulmón, The Fab Four siguió con otros grandes temas como “I wanna hold your hand“, “A hard day´s night” y “Eight days a week” y “Yesterday”, en la cual Ardy Sarraf jugó una broma al auditorio al tocar los primeros acordes y cambiar la letra por la de “White Christmas“.

Después de “Help“, “Day tripper“, “I saw her standing there” y “Twist and shouts“, en la que estalló toda la algarabía acumulada, la banda hizo una pausa para cambiar de vestuario y volver con la etapa más experimental e introspectiva, la de Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band, en la que llevaron al público a un intenso viaje psicodélico al ritmo de “Strawberry fields forever“, Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band”, “With a little help of my friends” y “A day in the life“.

Es nuestra primera vez en Guadalajara y son el mejor público que hemos tenido“, declaró la banda mientras lanzaba camisetas oficiales a los asistentes.

The FabFour Nine Fiction - Alejandro Guerrero-7

Las luces de la escena se apagaron y volvieron a encenderse tenuemente iluminando a un Adam Hasting con cabello largo, lentes y una chamarra militar a la usanza de John Lennon en su etapa de solista durante el concierto “Live in New York City” . Invitó a “no lamentar la muerte de John sino a celebrar su música” y pidió que el teatro se inundara de luz mientras interpretaba “Imagine“.

Finalmente, la última fase de The Beatles irrumpió en escena. “Something“, “Get back“, la estruendosa “Revolution” y “Let it be” reconstruyeron con fidelidad los últimos años de la banda incluyendo la participación de Manu Negrete al piano tomando el lugar de Billy Preston, el pianista que colaboró en el álbum “Let it be“.

En la recta final, Ardy Sarraf volvió a bromear tocando los primeros acordes de “Bohemian Rhapsody” de Queen para después rectificar e interpretar “Hey Jude” en donde la participación, entrega y pasión del público fueron los verdaderos protagonistas.

Por dos días, en el Teatro Diana y en el Roxy Fest,  la beatlemanía tapatía estuvo más viva que nunca.

 

Comparte