Chisko Mojika y Tapalpa

0

DSC_0329

Chisko Mojica: La sonrisa de un artista

Texto y fotografía: DAVID MELÉNDEZ

Regresar al terruño siempre será un sueño anhelado.

Para el artista plástico Chisko Mojica, ese sueño se ha vuelto una realidad palpable, pues por primera vez expone en su pueblo natal, Tapalpa, donde aglutina 17 obras en formato amplio y mediano dentro de la Casa de la Cultura de Tapalpa (Privada Luis Enrique Bracamontes #1). Titulada Flores y Animales, la exposición muestra parte del universo colorido de Chisko, donde Tapalpa ha sido la inspiración directa para llenar los lienzos vacíos con imaginería propia de la región; girasoles, gallos, búhos, toros y águilas, entre muchos otros elementos.

DSC_0340

Plasmadas con técnica mixta y óleo al fresco, las obras representan —como bien puntualizó Chisko—, “un homenaje a Tapalpa” y de aquellos tiempos donde el mismo artista jugó de niño por sus calles. “Andábamos por todo Taplapa“, dice, “trepados por los árboles” y siendo esa generación “que disfrutó todo eso que nuestros niños ya no conocen“. Y al retomar estas raíces de antaño, Chisko también hace uso de la necesidad de volver a la tierra que lo vio nacer para regresarle algo de lo mucho que le brindó en su formación como artista. 

DSC_0373

Un día antes de la inauguración oficial de Flores y Animales (la cual fue curada por Eileen Kelly y estará hasta finales de abril), se ofreció una rueda de prensa para los medios de comunicación con la presencia de Chisko y la presidente municipal de Tapalpa, Elvira Manzano Ochoa, que al momento de hacer uso de la palabra recordó su etapa como docente, cuando el artista fue su alumno y dijo sentirse “muy orgullosa” de constatar que Chisko ha regresado a a la población “para dejar huella“.

DSC_0343

Flores y Animales también ofrece un elemento audiovisual de poco más de diez minutos que se proyecta en una de las salas del museo (el cual es dirigido por Isaac Reyes), donde se brinda una visión general de Chisko Mojica como artista plástico, así como de ese movimiento que él mismo iniciara y que lleva por nombre Chiskodelia, que no es otra cosa que esfuerzo artístico que motiva a la creación en general y que las personas que se acerquen a su esencia, sean o no sean artistas, tan sólo necesitan prenderse para provocar y generar un cambio artístico en su entorno.

DSC_0347

Además, en la plaza principal de Tapalpa, Chisko y su hermano Pablo Mojica, realizaron un mural de gran formato a manera de floor paint en acrílico que muestra la imagen de un águila, que es uno de los elementos representativos de la región, al igual como lo son el tepozán y las orquídeas. Para redondear la exposición, el arista también presentó una colaboración gráfica con Tequila Círculo, que ya ha unido esfuerzos con otros artistas como Rodo Padilla, Óscar Basulto y Rafael Veo, y con la cerveza artesanal originaria de Ciudad Guzmán, Héroes, que es la primera de por aquellos lares y que dos de sus primeras cervezas portan la etiqueta edición especial de Chiskodelia.

DSC_0395

Tapalpa, Zona de Encanto

La visita para ver la obra de Chisko Mojica, también hizo que pudiéramos conocer parte de la magia turística que posee la zona de Tapalpa.

DSC_0250

De entrada, visitamos Atacco, población que se encuentra a diez minutos de Tapalpa y en donde pisamos la llamada Farmacia Viviente “Ijiyoteotl”, donde conocimos a todas las encargadas de crear recetas por medio de la medicina tradicional y a través de las plantas. Ahí, donde era el Ex Hospital de Indios y que cuenta con dos capillas (una dedicada a la Virgen de Guadalaupe y otra a la Inmaculada Concepción), conocimos a aquellas féminas que rescatan la tradición de nuestros antepasados de curar por medio del conocimiento de las plantas. Hilaria, Candelaria Trinidad, Antonia Palacios Hernández, Evodia (que es la presidenta de este grupo de féminas), María Cruz Núñez (que además de formar parte de dicha farmacia viviente es representante del ejido, ya que Atacco sigue siendo una comunidad indígena, que yace regida por los usos y costumbres) y Doña Lenchita, fueron las encargadas de explicarnos cómo trabajan y además nos brindaron un desayuno típico de la zona. Así que si van de visita a Atacco, no duden en visitar este proyecto muy femenino que ya lleva diez años rescatando la medicina tradicional y plantas como la caléndula, el árnica y la cola de caballo, para formar pomadas, jarabes o infusiones que llevan curiosos nombres como “La esculcona”, “La me vale madre” (que sirve para el estrés) o “La garañona”, que no es otra cosa que un afrodisíaco natural.

DSC_0242

Doña Lenchita: La sabiduría que brindan los años

Después, dimos un divertido paseo por Tapalpa, guiados por las historias y la sapiencia del director de cultura de ese municipio, Jesús Morales. Conocimos de primera mano, que Tapalpa posee trece barrios y cuenta con casi 40 hoteles. A su vez, sus calles no tienen semáforos, sus casas no pueden construirse a más de dos pisos y desde 2002 tiene la denominación de “Pueblo Mágico”. También, Morales contó la curiosa historia que cuenta la leyenda que ocurrió en La Pila de las Culebras, donde un brujo de nombre Macario encontró a cuatro señoras contando chismes a diestra y siniestra, para enseguida decirles que mejor se fueran a sus casas a realizar sus quehaceres cotidianos y que si no lo hacían, las convertiría en víboras. Como podrán deducir, las mujeres sólo se rieron y Macario, a pedido expreso de las mujeres, las transformó en víboras.

DSC_0310

También, Morales nos contó sobre los más de dos millones de ladrillos con los que fue construido el Templo de Nuestra Señora de Guadalupe y que no cuenta con ningún tipo de enjarre, y de paso nos contó algunas historias de la otrara casa de Federico Galvez Gutiérrez, donde actualmente se encuentra la Casa de la Cultura de Tapalpa y que posee tesoros invaluables, como un original fechado el 6 de diciembre de 1810 del Decreto de Miguel Hidalgo y Costilla contra la esclavitud, las gabelas y el uso de papel sellado. En su parte de atrás, se ubica el “Jardín Escultórico” donde hay un original a escala de los Arcos del Milenio del escultor Enrique Carbajal González (mejor conocido como “Sebastián”), debidamente terminado con sus seis arcos y no como la obra original de Guadalajara que se ubica en Lázaro Cárdenas y Mariano Otero, donde sólo se terminaron cuatro arcos debido a problemas de financiamiento. 

DSC_0421

Para terminar el recorrido, enfilamos hacia el famoso Valle de los Enigmas, conocido popularmente como “Las Piedrotas”. Ahí, varias rocas inmensas con diversas inscripciones prehispánicas, dan la bienvenida a los visitantes que pasan algunas horas recorriendo ese enigmático perímetro. Durante la visita, tuvimos oportunidad de conocer el famoso ponche y jugo de granada artesanal La Abuela Sánchez, donde fuimos atendidos por sus propietarios, Felipe Hernández y su hija Martha. Ellos, de forma amable, nos convidaron a degustar su tradicional ponche de granada con tequila Orendain, mezcal o alcohol de caña.

DSC_0416

Martha y su padre Felipe Hernández, encargados del ponche La Abuela Sánchez, un clásico en la zona de Las Piedrotas

Antes de partir de “Las Piedrotas”, también probamos la refrescante nieve de cajeta de Sayula, otro de los clásicos que se pueden encontrar en este misterioso espacio que es tan socorrido por el turismo los fines de semana.

DSC_0434

Para finalizar la visita a Tapalpa, fuimos al esplendoroso espacio de La Ceja, que no es otra cosa que una especie de mirador y parque de aventuras ubicado próximo de las antenas de microondas donde el visitante puede alquilar cabañas, tiene acceso a un restaurante y ofrecen cursos y vuelos en parapente. Ahí, la vista del valle y de la laguna de Sayula quita a cualquiera el aliento, por la belleza de la inmensidad y la altura.

IMG_20190417_184847_2

La Ceja: El disfrute de la inmensidad

Así que si van de visita a Tapalpa (que se encuentra a poco más de 100 kilómetros de Guadalajara), no olviden visitar alguno de los espacios o zonas que les acabamos de comentar. Les aseguramos que no se arrepentirán

 

 

 

 

Comparte