Suffocation  e Incantation, cátedra sobre brutalidad musical

0

 

Suffocation – Newcastle Riverside UK – August 2017

Texto: Alejandro Monroy

Una nueva década del siglo veintiuno arranca y no hay mejor manera de despertar del letargo que con guitarras estridentes, filosas como navajas y baterías endemoniadamente rápidas, voces sacadas de la más obscura pesadilla y bajos potentes como martillos ¿En qué genero de música se podrá encontrar todo esto? La respuesta: en el Brutal Death Metal. Especialmente con la llegada a Guadalajara de dos de sus leyendas, Suffocation e Incantation. Gracias a Chamuco Prods, Urban Decay Productions.

¿Y eso genero cuál es? Ah, es simple. Este es una ramificación del Death Metal que a su vez es proveniente del Metal, género que comenzó a finales de los ochentas y comienzo de los noventas con bandas que deseaban hacer su sonido más estridente, pesado y brutal de lo que ya era el Death Metal, tanto en sonido como en imagen y temas lricos.

Su sonido tiene su base en baterías extremadamente densas, rápidas y con una gran inclinación por el Blast Beat (detalle que lo caracteriza). Guitarras afinadas varios tonos por debajo de la afinación normal o “estándar” que resultan en riffs más punzantes, mientras el bajo se suma a los martillazos del doble bombo de la batería. Todo aderezado por gritos graves, guturales y desgarradores con letras que hablan sobre mutilaciones, enfermedades humanas clínicas o gore en general resultando en una de las armonías más pesadas en general. Su gran apogeo se dio en Estados Unidos con bandas como Cannibal Corpse, Vital Remains, Suffocation, Incantation e Inmolation Inspirando a otras a ampliaron los horizontes del género.

Suffocation tuvo su génesis en  Long Island, NY en 1988 de la mano del vocalista Frank Mullen. Se consagraron como precursores del género e  implementaron matices del Progressive Metal y ritmos del Grind Core al Death Metal, convirtiéndose en una banda no sólo pesada sino también rápida y con letras sofisticadas. Son reconocidos como los creadores del Technical Death metal siempre buscando ampliar sus horizontes tanto brutales como técnicos. Actualmente cuentan con diez álbumes LP en su discografía. Su última producción fue ..Of the Dark Light en el 2017.

Su alineación se ha transformado a lo largo de los años, pero permanecen Terrance Hobbs (guitarrista) y Frank Mullen como únicos miembros originales, aunque Frank tuvo su última aparición dentro de la banda durante ..Of the Dark Light, marcando su retiro. La formación actual es la siguiente:

  • Terrance Hobbs – guitarra.
  • Derek Boyer – bajo
  • Charlie Errigo – guitarra
  • Eric Morotti – batería
  • Ricky Myers – vocalista.

Por su parte los otros invitados, Incantation fue creada en 1989 por John McEntee and Paul Ledney en la ciudad de Nueva York. Junto a Suffocation son los principales promotores del Brutal Death Metal. Con diez discos de estudio, dos en vivo, cuatro EP’s y un DVD, han creado a lo largo de sus 30 años de existencia un gran culto de fans dentro del género. Ellos, además de los temas que ya aborda el Brutal Death Metal, lo conjugan con el satanismo y ocultismo, caracterizándose por mezclar diferentes tempos en su música, como pasajes densos y pesados. Su último álbum de estudio es Profane Nexus del 2017.

El único miembro original que queda en la banda es el guitarrista/vocalista John McEntee y lo acompañan actualmente:

  • Chuck Sherwood – bajo.
  • Kyle Severn – batería.
  • Sonny Lombardozzi – guitarra principal.

Teniendo como invitados a la joven banda tapatía de Slamming Death Grind, Medical Negligence. Dicha  agrupación se formó en el 2016 con  Oscar Bitzer (Guitarra), Agustín Preciado (Voz) y Héctor Enrique (Batería).

Tener en nuestra ciudad a esta gran dupla de representantes del Brutal Death Metal es todo un privilegio y la casa que les dará asilo será el Foro Independencia el 16 de enero del 2020.

Los boletos los pueden conseguir en Taquillas del Foro Independencia (Epigmenio González #66 Guadalajara, México) En línea a través de https://arema.mx/evento/6229

Foto de portada tomada por Graeme Baty.

 

Comparte