Florian Schneider y el final de su conexión con el universo de la música electrónica pierde la batalla contra el cancer a los 73 años

0

Texto por Alejandro Guerrero

Florian Schneider-Esleben co-fundador y tecladista del pionero grupo electrónico alemán Krafwerk ha muerto a los 73 años.

Florian Schneider de Kraftwerk en un performance en vivo en Alemania en 1971 (Foto por Ellen Poppinga – K & K/Redferns)

Compartimos esta triste noticia que ha enviado Ralf Hütter, compañero en Krafwerk y pionero también de este género en la que asegura que  Schneider-Esleben había estado sufriendo de cáncer, una dura batalla que le arrebató la vida y conexión con el universo de la música poco antes de celebrar su cumpleaños número 73.

El dúo Scheider-Esleben y Hütter (The German Beach Boys) hicieron mancuerna desde finales de los 60’s; a principios de los 70’s fundaron Kling-Klang-Studio en Düsseldorf y lanzado el grupo multi-media Kraftwerk al mundo. Tras numerosos cambios de alineación entre los años 70’s y 80’s ambos permanecieron como la columna vertebral en cuestión creativa.

Krafwerk grabó tres  álbumes con el famoso productor Conny Plank (Konrad Plank) y considerado miembro extraoficial del grupo: Krafwerk (1971), Krafwerk 2 (1972) y Ralf & Florian (1973), considerando el album de 1974 Autobahn (Autopista) como el real salto a la fama, tras su trayectoria por cierto, se llevaron a casa el Premio Grammy en el 2014.

Con Autobahn, el dúo solidificó su sonido y estilo: Loops hipnóticos y beats repetitivos en sintetizadores, voces bi-codificadas para crear un sin fin de paisajes sonoros.

Fotografía: Especial

En el estudio Kling Klang de Düsseldor, más la incorporación de Karl Bartos y Wolfgang Flur en la percusión electrónica lanzaron en 1975 Radio-Activity y en 1977 Trans-Europe Express; este último inspirado en el LP  Station to Station de David Bowie (1976) que hace una reminiscencia de una visita a Kling Klang por este último e Iggy Pop, quienes más tarde se fomentaría una admiración mutua entre ellos, como la oda al tecladista de Kraftwerk en «V-2 Schneider» como track en el album de Heroes de Bowie.

Schneider era un flautista mucho antes de incursionar con los sintetizadores, incluso pertenecía a una orquesta clásica, «pese a ello ya se encontraba manipulando el sonido con gadgets tales como ecualizadores, delays y fuzzboxs» según cuenta Michael Rother miembro guitarrista de Neu! quien lo contó en UNCUT (división de BandLab Technologies) en 2016. Su ex-compañero Hütter menciona en una entrevista a MOJO en 2005 que «Florian aunque tímido, era un fetichista del sonido a diferencia que yo, un fetichista con las palabras«.

Siendo progenitores del Pop Electrónico, Krafwerk se mantuvo a la altura de su reputación con álbumes tales como: The Man-Machine (1978) y Computer World (1981), bajo la bendición de Krafwerk en 2005 Coldplay  reorganiza el «Computer Love» para el éxito de «Talk» de la banda. Su gusto y pasión por el ciclismo los llevó a crear el sencillo «Tour de France» en 1983 que no volverían a hacerle tributo hasta la edición de 2003 y 2009 respectivamente para conmemorar los 100 años de vida del «Tour de Francia»

En su tiempo musicalmente, la banda no fue bien abrazada y constantemente mal interpretada por las audiencias en los Estados Unidos a mediados de los setenta, sin embargo el impacto de Krafwerk atravesó el espectro musical, absolutamente nadie podría suponer que la experimentación y pionero uso de teclados y sintetizadores más tarde inspiraría a artistas de todos los géneros del espectro musical, desde el Rock hasta la música electrónica, el hip-hop y el pop, tales como Afrika Bambaataa & The Soulsonic Force, Dr. Dre, Jay-Z, entre otros.

En 2019, Krafwerk fue nominada para el Rock and Roll Hall of Fame, aunque el grupo no fue seleccionado para la clase de 2020.

 

Esta historia se sigue escribiendo…

 

 

 

Comparte