Love of Lesbian, Irrepetibles

0

«Todos los raros fuimos al concierto…» Después de cerca de poco más de un año sin presentarse juntos tras la pausa realizada para la grabación de su próximo disco, V.E.H.N. y el confinamiento de la contingencia sanitaria, es que el día de ayer, 6 de noviembre, volvimos a tener la oportunidad de presenciar a Love of Lesbian en directo, y México tuvo el honor de ser el país elegido para ello. En un show bastante emotivo por esa distancia a la que nos hemos visto obligados a enfrentarnos, fue que los lesbianos mostraron todo su cariño «Para México… Donde Solíamos gritar» en un reencuentro con su público desde La CasaMurada, este sitio tan emblemático para su carrera y donde se han visto nacer a varios de sus principales temas y discos; con una colorida escenografía alusiva al día de muertos, con fotografías de personajes famosos a manera de altar, fue que abrieron mostrado ese pequeño ritual que realizan antes de cada presentación, para de allí continuar al entorno que nos unió esta noche, abriendo con la canción sobre la cual hace referencia el título del evento, «Allí donde solíamos gritar«, fue que viajamos en un set de 15 canciones en total armado con el apoyo de sus fans, tras la dinámica lanzada en redes sociales en los días previos y con el que hicieron un repaso a gran parte de su discografía, interpretando algunos de sus grandes éxitos, desempolvando tracks y una que otra pequeña sorpresa a modo de tributo a la música de nuestro país.

Sin duda, Love of Lesbian es una agrupación que, desde el primer segundo en el escenario, conecta a fondo con su público que suele estallar en euforia y responder recíprocamente a la energía que los catalanes ofrecen en todas sus presentaciones; siendo algo que se notó les hizo falta y extrañaron durante el desarrollo de este streaming, llegando a ovacionar y aplaudirse a sí mismos, imaginando al público ausente, esperando lo mismo sucediera en nuestros hogares. En la hora y media que duró el espectáculo, hubo pequeñas pausas para comentarios en tono humorístico entre ellos, recordar su cariño por nuestro país y el deseo de estar de vuelta frente a nosotros cara a cara; de esta manera fue que la noche fue fluyendo con «Los días no vividos» o la sorpresa que presentaron al cantar «1999» en el que al término y antes de su ya conocido cierre con el clásico «Porque te vas«, incluyeron una estrofa de «La Llorona«, una gran canción de la música popular, muy ad hoc al día de muertos que cuenta con más de 500 versos documentados y que en esta ocasión pudimos escucharla al más puro estilo que caracteriza a la banda barcelonesa. Posteriormente nos entregaron «La Incondicional«, la cual, aunque reconocen les gusta bastante, habían tocado sólo una vez en la última década; fluyó la noche con más recuerdos memorables con «Música de ascensores«, «Cuestiones de Familia» o «Belice«, pasando a otro de los momentos sorpresivos, donde tras interpretar el icónico «Club de fans de John Boy», nos presentaron una pequeña adaptación con bastante frescura de la canción «Afuera» de Caifanes, una banda emblemática y «de cajón» de la escena musical mexicana; después de este irrepetible momento, continuaron con su setlist para culminar esta noche de ensueño emblemáticamente con «Oniria e Insomnia», acabando con este momento entre sueño y realidad, del gozo de poder estar juntos nuevamente, aunque fuera a distancia, en esta relación de cariño profundo y recíproco entre fans/banda, que esperan volverse a encontrar.

Texto/Imágenes: Rodrigo Arce

Share.