¿La tecnología nos puede ayudar a obtener los mejores seguros?

0

Los avances tecnológicos en línea cada vez llegan a niveles insospechados en cuanto a inteligencia artificial, predicción de tendencia y lectura de necesidades personalizadas para cada usuario. Esto lo hemos visto al realizar búsquedas o en la publicidad que nos aparece de forma invasiva en los medios digitales, pero ¿esto también puede ayudarnos a encontrar servicios perfectos para nosotros como lo son los seguros?

En los últimos años el auge de tecnologías cada vez más sofisticadas y exactas, como Alexa, Siri o el asistente de Google, ha incrementado las búsquedas por preguntas puntuales sobre datos que las personas quieren saber, como por ejemplo “cuál es el mejor seguro de autos” o “cuál es el seguro más barato”, sin embargo, hay una forma más certera de saberlo sin que escuchemos una respuesta que el algoritmo saca de una página que alguna persona publicó como “el mejor seguro”.

Esta forma son los cotizadores o buscadores de seguros, plataformas diseñadas para buscar seguros de forma personalizada para cada tipo de cliente y necesidad, tomando en cuenta su nivel de riesgo, necesidades, presupuesto y cualquier otra cuestión que deba ser contemplada en la ecuación.

De esta forma es como en cuestión de segundos, la persona podrá encontrar de forma automática cuál es la compañía y el seguro que más le conviene entre las cientos de ofertas existentes en el país.

Tú mismo puedes hacer una prueba de cómo es que funcionan estos servicios, ingresa a cualquiera de estas plataformas de forma gratuita y cotiza ABA Seguros en minutos o cualquier otra aseguradora nacional o internacional que te interese.

 

¿Cómo funcionan los cotizadores de seguros?

 Estas plataformas inteligentes funcionan a través de un sistema conectado con las aseguradoras, en el cual se procesan los datos y el perfil personal de solicitante para calcular cuál es la cobertura que más se adapta a sus requerimientos, contemplando:

  • Edad.
  • Género.
  • Lugar de residencia.
  • Estado civil.
  • Condiciones de salud.
  • Tipo de trabajo o profesión.
  • Ingresos económicos.

En servicios como los seguros de auto, se toma en cuenta:

  • Marca.
  • Modelo.
  • Año.
  • Versión.
  • Valor comercial.
  • Adaptaciones y conversiones.
  • Equipo especial.
  • Historial de conducción del solicitante.

Todo esto revela un perfil que las aseguradoras toman en cuenta para determinar el nivel de riesgo de una persona, es decir, que tan probable es que sufran un siniestro en el que reclamen el pago de una indemnización a la compañía de seguros.

Dependiendo de eso, es que se puede elevar o bajar el precio del seguro que estés buscando.

Tradicionalmente este cálculo se hacía personalmente por los agentes de seguros, los cuales cotizaban el precio con base en tabuladores guías, sin embargo, ahora los cotizadores de seguros pueden hacerlo de forma automática en unos cuantos segundos.

Esto no solo aplica para el caso de los seguros de autos, pues también hay algunos cotizadores como gastosmedicos.mx que ofrecen ayuda a las personas para encontrar la mejor póliza de gastos médicos mayores o menores con la cual puedan cuidar su salud.

Share.