Festivales x la Cultura Segura; un guiño al regreso de los masivos, con Love of Lesbian

0

El pasado sábado 27 de marzo se llevó a cabo en España un concierto piloto, el segundo de su clase, con la finalidad de entender que tan alto es el nivel de riesgo de contagio y como se comportaría el mismo en esta clase de eventos, a la vez de buscar establecer un protocolo seguro para la realización de estos.

En un mundo en el que nos encontramos todavía bajo el protocolo de pandemia y donde la cultura y la industria del entretenimiento se han visto tan afectados por estas circunstancias, en todo el mundo se han llevado esfuerzos y experimentos en búsqueda de encontrar las condiciones idóneas para llevar a cabo eventos masivos con toda seguridad, dentro del marco de la llamada «nueva normalidad». Dentro de este contexto y como antesala al evento de este sábado, el pasado 12 de diciembre se llevó a cabo un concierto en la Sala Apolo de Barcelona, con la presencia de 500 espectadores sin el esquema de «distancia segura», presentando previo al ingreso una prueba negativa de Covid-19; en cifras precisas, se presentaron 496 personas, de las cuales sólo dos dieron positivo previo al ingreso, a lo cual, dos semanas después del mismo, se confirmó que ninguno de los presentes habría resultado contagiado. Tras dicha prueba, se llevó a cabo la segunda etapa, este fin de semana, en el que se realizó el primer concierto masivo, con la presencia de 5,000 asistentes bajo el nombre de Festivales x la Cultura Segura, el cual presentó a la banda barcelonesa Love of Lesbian, realizado en el Palau Sant Jordi, de dicha ciudad.

El estudio en mención fue llevado a cabo por el Hospital Germans Trias i Pujol y la Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas de dicho hospital; los organizadores de los festivales de música más importantes de España, como Sónar, Primavera Sound y Cruilla Barcelona Festival; así como las autoridades sanitarias de la región. Para poder acudir a dicho evento, los asistentes no sólo debían pagar la entrada al evento, sino que tenían que hacerlo a través de una plataforma donde tenían que llenar un registro con datos personales que fueron compartidos con las autoridades de salud pública para dar el seguimiento correspondiente en los días posteriores y tras lo cual recibían la hora para una cita donde debían hacerse una prueba de antígenos el día del evento, las cuales se llevaron a cabo en los venues Razzmatazz, Apolo y Luz de Gas; donde debían verificar su identidad, tras la que en caso de resultar negativa, se les entregaba su código de acceso al concierto y en caso contrario, se les tramitaba en automático el reembolso del boleto, a lo cual se confirmaron sólo seis casos, todos ellos asintomáticos. Una vez al ingreso del show, debían pasar un filtro de revisión de temperatura corporal y se les entregaba una mascarilla FFP2 que debían portar durante todo el tiempo. Una vez dentro, les asignaban una de las tres zonas con capacidad aproximada de entre 1,600 y 1,800 personas en la que contaban con guías de flujo, área de bar y sanitarios propios; el recinto contaba en todo lugar centros de alcohol en gel, así como un sistema de reciclado de aire, el cual comentaban era más seguro que respirar el propio aire del exterior.

Este fue un evento sin precedentes, donde hay mucho en juego y todos los involucrados debieron poner de su parte para que resulte a la perfección, siendo en palabras del propio Santi Balmes, vocalista de la banda «No se quiten las máscaras porque el éxito de la música en vivo en Europa y el mundo depende del concierto de esta noche»; siendo que en caso de ser exitoso, marcaría un precedente de cómo podrían llevarse a cabo nuevamente los eventos masivos, no sólo en la música, sino en un contexto general, en un año en el que sigue en pie el desarrollo de los Juegos Olímpicos de Tokio. Tras todo lo que implicaba desarrollar este experimento, el front man expreso el nerviosismo que vivió previamente al mismo:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por @santibalmeslol

Muchas opiniones se han expresado al respecto, desde las que añoran el regreso de estos grandes conciertos y apoyan la iniciativa para la reactivación cultural, hubo quienes desaprobaron dicha iniciativa, siendo otros sectores aún castigados o tomándolo como algo prematuro, en un escenario donde varios países europeos , incluidos la misma España, se enfrentan a la posibilidad de un nuevo rebrote; y cuestionando si la banda estaba preparada para cargar con la responsabilidad en caso de resultar fallido dicha prueba piloto. Cabe mencionar que llevar a cabo este esfuerzo, implico (aparte de los meses previos de organización), una jornada de cerca de  más de 12 horas para la realización de las pruebas y acceso al recinto, así como un costo aproximado de 200,000 euros, de los cuales sólo se recuperaron entre 80 o 90 mil euros; el resto fue  asumido por los organizadores, administradores y patrocinadores del mismo, en una especie de apuesta de encontrar la fórmula que permita la reactivación masiva, en la que en caso de ser favorable, podríamos ver el regreso de los principales festivales europeos para el verano.

Sin duda, aunque un poco polémica, es un ejercicio al que todo el mundo puso los ojos con gran esperanza, esperando tener la pauta de regresar a esa vida que tanto extrañamos y con lo que podemos tener un guiño de ello, con gran nostalgia:

 

Esperemos en dos semanas el resultado de este ejercicio, una muestra de la #ResistenciaCultural por la que muchos han apostado.

Update 27/04/2021

Se dan a conocer los resultados de este gran experimento cultural, en el que se reportaron solamente seis casos de COVID-19 posteriores al evento, de los cuales cuatro posteriores al evento y dos no se pudo determinar el momento del mismo; con ello consideran que este evento fue un éxito, mostrando que la cultura puede ser segura llevando las debidas medidas de prevención. Con este evento quedan claros los protocolos para seguir apostando por la Cultura Segura.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Love of Lesbian (@loveoflesbian)

Tras este evento, se han seguido realizando eventos similares a menor escala en España. Reino Unido sigue los pasos españoles y ha anunciado un concierto para el próximo 2 de mayo en el Sefton Park. Aunque también será para 5,000 asistentes, a diferencia el evento de Love of Lesbian, en este caso se realizará al aire libre y no será requerido el uso de mascarilla, salvo la prueba negativa al ingreso al evento.

Por su parte, Nueva Zelanda vivió su primer masivo con 50,000 asistentes que presenciaron la presentación de la banda Six60 en el Eden Park; siendo un país que, por las medidas tomadas, pueden considerar como erradicado al coronavirus.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por SIX60 (@six60)

Texo: Roy Arce
Imagenes: Love of Lesbian Oficial, Six60, Blossoms

Share.